4/20 conmemoración a la cultura cannábica

El conocido 4/20 más allá de ser una hora o un día establecido para la reunión, el consumo o enaltecimiento de las bondades de la marihuana, es un movimiento cultural en constante crecimiento que empapa a todos los sectores de la sociedad en el mundo y le suma valor a una planta estigmatizada por su asociación con el narcotráfico, en el que se destacan sus propiedades para uso médico, creación de fibras textiles, producción de combustibles ecológicos, fabricación de papel y preparación de alimentos lo que lleva a un desarrollo social, educativo y hasta económico.

Por: Gabriel David Usma Muñoz

El cannabis o marihuana es una planta que la consumen cerca de 192 millones de personas de acuerdo con el informe mundial sobre drogas (2019) de de Naciones Unidas y su Oficina de Drogas y el Delito; además, es reconocida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por tener propiedades médicas efectivas y también comprende un prospecto de negocio que podría llegar a gozar de una ganancia cercana a los 60.000 millones de dólares al año en el mundo si se da uso correcto a su variedad de aplicaciones. Las bondades de la planta también han sido estudiadas por la Organización Mundial de la Salud, donde se demuestra que el uso médico de la sustancia, sobre todo el componente Cannabidiol, es eficaz para enfrentar espasmos, convulsiones epilépticas y enfermedades conexas entre muchas más; además, brinda mejoras a las consecuencias causadas por diferentes síndromes y dolores.

Para el caso colombiano, según el DANE, la marihuana es la tercera sustancia más usada en el país, esta planta posee moléculas químicas de THC, componente psicoactivo con efectos que se asemejan a los causados por el alcohol y la nicotina (de uso legal en la sociedad); esto mantiene el escepticismo de las personas, ya que ven la planta como una droga y el foco permanece en la ilegalidad omitiendo la utilidad de las propiedades de la marihuana para el ser humano e ignorando diversas formas de explotar su potencial. Dentro de esas encontramos el autocultivo, una práctica enfocada a la educación de la cultura cannábica en donde se promueve el conocimiento de la planta, el autoabastecimiento y principalmente el no apoyo al mercado negro y el narcotráfico.

Cultivo, producción D’Selva
Cultivo, producción D’Selva

Por lo anterior, el autocultivo resalta los beneficios del cannabis, lo que permite el conocimiento y entendimiento del proceso de cuidado, la variedad y el crecimiento de la planta para aprender a autoabastecerse y tener un consumo consiente. En Colombia el decreto 613 del 10 de abril de 2017, afirma como alternativa regulatoria que el autocultivo es la posesión de una pluralidad de plantas no superior a las veinte unidades; de acuerdo a ello, autocultivar no requiere licencias y quien lo realice no estará sometido a un sistema de licenciamiento ni incurrirá en procesos de ilegalidad.

Hay quienes consideran que cultivar y tener el control total de la cosecha de la planta es una forma de empoderamiento individual, en Culticasa, una empresa que se dedica a la enseñanza y apoyo al cultivo, trabajan todas las variantes de este proceso: diseño e instalación de grow rooms, solución a problemas de cultivo, técnicas y planes de cultivo. Realizan asesorías, tratamientos, técnicas, manejo de plagas, análisis de las instalaciones y configuración de un ambiente ideal. Tal como lo hace Culticasa, los grow shops son establecimientos con un modelo de negocio basado en el autocultivo, asesoramiento y venta de productos a base de cannabis, donde se promueve una comunidad íntegra que se identifica y defiende la planta.

“La literatura y medios digitales promueven la educación entorno al cannabis; hablar de cannabis es hacer referencia a un ser vivo. Es una planta y no está fabricada por el ser humano, no es sintética, por lo tanto, no es una droga”, explica Juanita de Málaganjah Grow Shop.

Desde un punto cultural y social existe una gran comunidad que batalla contra la estigmatización de la planta: educadores, fanáticos, cultivadores y demás individuos que usan la marihuana y sus derivados que se identifican con el movimiento del cuatro-veinte. Cultivar para no comprar es una de las opciones para erradicar el mercado negro y contribuir a un proceso donde las leyes estén del lado de aquellos que buscan la resocialización de la planta. En el país hay un proyecto de ley para el consumo de uso adulto, cuya finalidad es la regulación y aprovechamiento de un potencial negocio, haciendo que cada día se esté creando una industria más profesional, con una difusión que permita evolucionar el mercado y elimine la conocida connotación negativa.

“Colombia podría tener beneficios económicos gigantescos, porque hay un potencial enorme para ser los productores de cannabis número uno del mundo, ya que tenemos las tierras y el conocimiento previo de cómo cultivar la marihuana, sumado a alianzas con países como Canadá a los cuales se les vende THC”, afirmó Jota Nicolás Vergara, asesor y coordinador político, quien además hizo parte de la composición y presentación del proyecto de ley para el consumo de uso adulto.

La gran mayoría de los productos agrícolas de Colombia tienen un crecimiento potencial enorme, los cuales mejorarían la economía y la calidad de vida de los habitantes, pero estos han quedado rezagados a lo largo del tiempo por la poca atención al mercado, la falta de inversión o la ignorancia en el sector, situaciones que aprovechan otros países para controlar y manejar el mercado. La legalización de la marihuana, el uso medicinal, el autoabastecimiento, la producción de telas y productos; son alternativas que permiten evitar que la marihuana sea un producto colombiano ignorado, que amplíe el negocio y exponga las bondades de la planta a otros territorios.

Existen países como EE. UU donde treinta y tres de sus cincuenta estados tienen permitido el uso medicinal de la marihuana; además catorce de ellos tienen legalizado el libre uso para adultos, autorizando a los mayores de 21 años a comprar y cultivar, eliminando multas, fomentando el crecimiento de la industria y la economía.

El uso de la marihuana con la misma libertad que las personas fuman o ingieren bebidas alcohólicas, estaría generando ganancias cercanas a los 7.000 millones de dólares según la revista Forbes, abriendo oportunidades laborales y aprovechando los usos del cannabis.

México por su lado aprobó el uso recreativo, lúdico y medicinal de la marihuana en 2020. En este país para cultivar en casa es necesario solicitar un permiso que permite tener un máximo de seis plantas en siembra. Además, plantean un beneficio a los pequeños agricultores e indígenas, quienes tienen un amplio conocimiento sobre la marihuana.

Es así como Colombia podría sacar provecho no sólo económico sino social, ya que la generación de empleo aumentaría y exponencialmente las condiciones de vida, por lo que la marihuana tiene un amplio alcance y sus beneficios podrían cobijar el sector laboral, médico, social y político.

Para aprovechar las propiedades del cannabis en el país, hay empresas como D’Selva que cuentan con los certificados de capacidad de producción y registro INVIMA dedicados a preparar productos de uso cosmético y terapéutico para el cuidado de la salud. Esta organización cuenta con su propia planta de producción y cultivo en Madrid, Cundinamarca, lugar donde se realizan todas las cremas, pomadas y aceites a base de cannabis.

D’Selva, Culticasa, Málaganjah Grow Shop, y demás miembros que pertenecen al ambiente cannábico, promueven la cultura, buscan crear una comunidad fuerte y educada para apoyar todas las dinámicas realizadas en torno a la marihuana con uso responsable, dejando a un lado la idea que la marihuana es una droga y mostrando a profundidad lo que en sí es la planta, haciendo que con el pasar del tiempo el 4/20 y sus actividades culturales adquieran fuerza y sean más conmemorativas.

¡Abónate a la Tribuna! En Tribuna Cultural tu aporte si genera un cambio.

NUESTROS ALIADOS

REVISTA TRIBUNA CULTURAL

CONTÁCTANOS

(+57)  322 82754 13

info@revistatribunacultural.com

  POLITICA DE SEGURIDAD DE DATOS

× ¡Contáctanos!