fbpx

Por: Diego De La Rosa 

Según cifras arrojadas por la Corporación Nacional de Micronegocios, a julio de 2021, se perdieron alrededor de 710.000 microempresas en Colombia en el marco de la aguda crisis económica a raíz de las restricciones por Covid 19. Esto generó un impacto negativo en aquellos gremios o personas que se mueven entre la informalidad, el emprendimiento, el arte, la cooperación y la búsqueda constante de un sustento en un país donde todo está más caro y la economía no mejora.

Dicho esto, no se puede dejar de lado que la crisis se profundizó y el Estado brilló por su ausencia, cuestión que llevó a la gente a un estallido social general que desnudó, aún más, las problemáticas sociales de la nación.

Las imágenes de ciudadanos con armas de fuego disparando contra manifestantes, de la muerte de personas como Lucas Villa o los protestantes que perdían sus ojos ante la impiedad de las fuerzas policiales, generaron una indignación generalizada en contra de los entes estatales.

Todas estas ideas comenzaron a ser expresadas por medio de los murales, las canciones, las arengas, los conciertos, las obras teatrales, los bailes, las improvisaciones de los raperos o los ‘pogos’ de los rockeros, todas aquellas manifestaciones que forman un mensaje de revolución y resiliencia ante la opresión.

Dentro de este tipo de activismos, logró posicionarse un colectivo creativo que surgió entre las calles de Bogotá que ha logrado ser identificado como parte importante dentro de la movilización juvenil en la capital.

Los Sociales Peligrosos son sólo un grupo de personas que, con la música como bandera, buscan entender conjuntamente a la sociedad y generar un cambio desde adentro de su estructura buscando un país mejor y más justo.

Foto por: David Rincón

Con el recurso sonoro y pedagógico del podcast nutren su análisis por medio de la historia de bandas legendarias que aportaron (en su momento) y aportan acciones contundentes y contextuales en favor del quiebre del status quo y en razón de las pulsiones contraculturales que definen a las generaciones que propenden por un cambio social; situando gustos y preferencias desde las músicas estridentes a las lecturas desde lo crítico y banal para la comprensión de la realidad.

Tribuna Cultural habló con Harry, uno de los miembros de Sociales sobre los objetivos que tienen como colectivo, la manera en la que se han constituido y cómo han logrado exteriorizar sus ideales y causas por medio de su trabajo de generar contenido hilado a la exposición de contextos y sentires con base en la música como catalizador para aproximarse a una comprensión de la vida misma y la manera de transitar en ella.

Tribuna Cultural: ¿Quiénes son los Sociales Peligrosos y cómo nacieron?

Harry: Sociales Peligrosos es un colectivo que nace en medio de la pandemia con la idea de hacer un podcast enfocado a los contextos sociales de la música, para poder entender mejor a los artistas que la hacen, sus ideas, los mensajes y adaptarlos a nuestra realidad.

TC: ¿Quiénes conforman este colectivo?

H: actualmente seguimos los mismos que comenzamos con el Podcast: Dianita, “la catedrática más aleta de la ciudad”, Ramírez “un as musical en todo sentido”, El Profe “el conquistador de las aulas” y yo, que me llamo Harry, un degenerado en las tornamesas.

TC: ¿Qué manifestaciones artísticas se ven en Sociales Peligrosos?

H: desde el colectivo hemos incentivado todas las expresiones artísticas populares o urbanas; sin embargo, somos apasionados por los géneros como el punk, el ska, el reggae, el hip hop, el OI! Y todos aquellos que tienen un mensaje de rebeldía, convirtiendo la música en nuestra bandera artística principal.

TC: ¿Cuál es el objetivo principal del colectivo?

H: desde mi punto de vista el objetivo principal es hacer pedagogía musical, siempre hemos pensado que, si se conoce más a fondo los artistas y los contextos que hay detrás de ellos, mejor se puede dar un sentido a su música, comprender a fondo los mensajes e interiorizar mejor toda su producción para conocer la intención de las letras e incluso los aprendizajes que pueden generarse a partir de una canción.

TC: ¿Como colectivo son activos en temas de movilización social?

H: claro que sí, hemos estado presentes en todo lo que tenga que ver con el activismo social. El podcast siempre ha tenido la intención de resaltar cómo muchos de los artistas de los que hablamos tienen una trascendencia social, y hemos enfocado muchos programas a la movilización y las distintas causas en el país; por ejemplo, tenemos un programa en el que celebramos cuando le dictaron la caución a Uribe o también con dinámicas como un top de canciones “Anti-tombos”. Para nosotros es imposible no tener esa empatía con el activismo social ya que individualmente cada uno de los integrantes hemos tenido una trayectoria personal vinculada con el tema de movilizaciones y demás, aparte de tener ideales en contra de las injusticias del país”.

Foto por: David Rincón

TC: ¿Qué aporte desde el arte hacen los Sociales Peligrosos a la movilización social?

H: durante todo el año pasado estuvimos muy activos realizando eventos como conciertos gratuitos y en la calle, todo con el fin de recoger ayudas para las primeras líneas, para poblaciones vulnerables y para las víctimas de “falsos positivos judiciales” en el marco de la pandemia. Este ejercicio nos mostró lo mucho que están comprometidos los artistas locales con las causas sociales (…). Como anécdota uno de los eventos más geniales que armamos junto a Punk para Punk, Rato Trap y otros parches, fue una batalla de bandas frente al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario INPEC, y en esa oportunidad reunimos a más de mil personas en la calle al son de bandas muy legendarias como Desarme, Ramsés y los Malditos, Lupus, Uzi y demás. Fue muy lindo ver cómo tanta cantidad de gente ese día dio su aporte y se disfrutó a todas las bandas al frente de un edificio tan importante para las autoridades colombianas”.

TC: ¿Cuáles son los proyectos que vienen y cuál será el enfoque?

H: tenemos muchos proyectos en mente, continuar con nuestro Podcast obviamente, porque es el motor de nuestro proyecto, pero queremos hacer un festival llamado “Sociales Peligrosos Fest” y convertirlo en algo anual, convertirlo en un espacio para nuevas bandas que quieran darse a conocer y para que las bandas tradicionales pongan a ‘poguear’ a todo el parche, pero hacer este tipo de eventos con un enfoque social, que todo lo que recojamos sea destinado para comunidades vulnerables o alguna acción social, siempre trabajando en pro del pueblo”.

TC: ¿Frente al tema del estallido social cuál es la postura como colectivo?

H: todos en el parche tenemos una postura social bien definida,  hemos sido muy críticos frente a las injusticias del Estado y en los programas se nota un montón, al escuchar los capítulos y temas que hemos tocado en el podcast se da uno cuenta que tenemos una postura bien clara y contestataria, que la música que analizamos nos da mensajes claros de rebeldía y que como colombianos, también estamos mamados de la opresión y la desigualdad”.

TC: Para finalizar ¿Se han potenciado por medio de alianzas con otros colectivos de otros estilos o modalidades artísticas?

H: la mayoría de los integrantes del parche tenemos círculos cercanos con proyectos de toda índole que nos han ayudado a crecer y han crecido de la mano con nosotros. Por ejemplo, Punk Para Punk, El Infierno Galería, La Valija de Fuego, Lobo Studio, Empanadas 666 y muchos más proyectos que han estado con nosotros desde el principio y con los cuales hemos construido una red de apoyo que ha servido un montón para sobrevivir momentos tan difíciles y seguir luchando por una juventud más consciente y resistente ante la vulneración de sus derechos”.

De esta manera, Los Sociales Peligrosos, el grupo liderado por degenerados, maestros, genios musicales y catedráticas legendarias; ha logrado abrirse espacio en las calles y dispositivos de reproducción sonora, siendo un canal para la transmisión de conocimiento y música desde su aporte a la esfera contracultural para todos sus oyentes.

También ha logrado abrir espacios para las manifestaciones artísticas emergentes y contestatarias, generando oportunidades de crecimiento para los nuevos talentos del punk y buscando siempre brindar un mejor futuro para este movimiento.

Por último, nos demuestran como la tecnología sigue siendo la herramienta para comenzar a generar pequeños cambios, por medio del podcast, las redes sociales y los contenidos artísticos para quienes navegan entre las redes y buscan aprender un poco más.

Sociales Peligrosos, el parche que sale a la calle a educar con música, ruido, estridencia, pogo y mucha revolución, siempre peleando por el arte y una Colombia más justa.

Foto por: David Rincón

Puedes leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo cultural. Haz parte de Tribuna Cultural. Súmate como Miembro de la Tribuna acá.

También puedes leer:

Artista de la semana

Las Poker: género y empoderamiento al ritmo del metal

Por: Diego De La Rosa  El pasado 8 de marzo, en el marco de la Conmemoración del Día Internacional de la Mujer, la ONU Mujeres hizo una invitación a través de las redes sociales a la sociedad colombiana para trabajar en pro de la equidad de género como factor...

leer más

Editorial del mes

EDITORIAL MAYO

A finales del mes de mayo en Colombia se llevará a cabo la elección presidencial, sin duda un evento democrático que debe ser visto con lupa dados los acontecimientos de los últimos años; a saber, la pandemia, la ineficiente implementación del acuerdo de paz, el...

leer más

Más Cultura

Gracias a nuestros miembros el trabajo periodístico que hacemos es posible.