Feminismo, primera apuesta trimestral de la revista Tribuna Cultural 2021
El año 2021 supone superar los retos a los que nos vimos enfrentados en el 2020 tras de súbito estar en una emergencia sanitaria global, (la pandemia producto de la enfermedad COVID-19) que nos despojó -siquiera por unos meses- de todo velo para cuestionarnos las estructuras de poder y sus desigualdades enquistadas en el devenir social que habíamos normalizado. Diana Aguilar Arias

La revista Tribuna Cultural no fue ajena a lo anterior y desde el mes de mayo lanzó la modalidad de suscripciones #MásCulturaATuCasa, dejando como resultado un gran número de suscriptores y el apoyo del público en general que confía en nuestro trabajo y cree en la relación franca entre audiencia y medios de comunicación independientes.

Ahora, todo proceso requiere de constante innovación y es por ello que no basta sólo con producir contenidos, sino hacerlo de calidad y tener rigor investigativo; por ello, apostamos a profundizar en temáticas seleccionadas a partir de narrativas transmedia y desde una óptica encaminada al periodismo de soluciones, cuyo objetivo es conducir la investigación a la exposición de respuestas a problemáticas concretas, por medio del ejercicio riguroso de mostrar sus resultados y consecuencias, y desde el cómo y por qué éstas funcionan o no.

Cada tema seleccionado es un espacio para contar e hilar fenómenos socioculturales pertinentes de exponer a través de una investigación exhaustiva que evoque y resalte desde su contenido hasta su alcance, las distintas aristas que los componen y atraviesan. Los temas serán abordados trimestralmente y pretenden ser parlante de los procesos conformados para enriquecer la discusión en torno a ellos y exponer las soluciones a las que se enfrentan, contribuyendo a su análisis y comprensión. Las temáticas para este nuevo recorrido editorial son: feminismo, medio ambiente, post acuerdo de paz y cultura cannábica.

Seguiremos contando con la edición central impresa, ahora trimestral, y una plataforma virtual y transmedia que activa rutas análogas y digitales, dando a conocer activismos sociales, culturales y artísticos transversales a los hechos sociales priorizados para su investigación, permitiendo una comprensión a profundidad en dichos temas y un análisis crítico y reflexivo que genere un conocimiento informado sobre cuestiones imprescindibles para un cabal entendimiento de la sociedad, donde se dinamicen escenarios alternativos de participación activa y solidaria. Nuestra prioridad es dar un espacio a voces y proyectos independientes y también a los de larga trayectoria, siempre y cuando generen nuevas reflexiones. 

De tal modo que nuestro proyecto editorial anima a la audiencia a ejercer una lectura transmedia crítica, amplia y enriquecida por la multiplicidad de perspectivas, la ponderación del trabajo en red y el diálogo interactivo entre los procesos sociales y agentes culturales comprometidos con la dignificación de la vida.

 

Sobre el feminismo como primer tema trimestral

Entendemos el feminismo como la toma de consciencia de las mujeres, en tanto colectivo humano que lucha en contra de la dominación, opresión, explotación y segregación que emergen del seno del sistema patriarcal y su relación histórica en los distintos modelos de producción.  

En ese sentido, es una forma de discernimiento gestado desde lo humano y por tanto justo en sus contradicciones, donde su multiplicidad y pluralidad pareciera no hacerle gracia a quienes lo toman erróneamente como rígido y esquemático, símil al sistema patriarcal. Definir al feminismo escuetamente como una categoría total y fija es una tóxica manía de simplificarlo, reducirlo y distorsionarlo desacreditando su incorporación legítima en la agencia de las mujeres en tanto sujetos individuales y colectivos.

Existen ciertos patrones que obedecen a ello y suelen otorgarle connotaciones negativas al feminismo y a quienes lo ejercen, haciendo mella en la irascibilidad, falta de glamour, la fuerza plana, ser la versión femenina del machismo y la obtusa generalidad de querer una vida sin hombres; entre otras.  Desdibujar estos prejuicios en torno a él, son materia suficiente para hacer hincapié en que lo que predomina en sus exigencias es el reconocimiento de capacidades y derechos no como concepto unitario, sino como una lucha compartida de poner en evidencia la violencia estructural no sólo en contra de las mujeres; también, con las personas con géneros y sexualidades diversas, con los animales, con los migrantes, el medio ambiente y demás.

Por tanto, una sincronía poderosa, es saberse herederas en su fuerza vital de las mujeres que otrora reivindicaron la autonomía política, económica, emocional, sexual y reproductiva de las mujeres y demás personas con géneros y sexualidades diversas, y que de acuerdo a las convenciones socioculturales de su tiempo han propendido y luchado por una vida libre de violencias de género.

En relación a ello, la revista Tribuna Cultural ponderó como primer tema de investigación al feminismo como movimiento filosófico, social y político, debido a su notoriedad y alcance actuales; también, por la desinformación y controversia que suscita, siendo imperativo el análisis de su agenda y debates que logran cambios socioculturales transversales a la justicia y equidad.

En el contexto actual, el feminismo converge en una difusión mediática que da cuenta de sus proposiciones y reflexiones y cada vez más confronta a cantidades de mujeres. Masivas movilizaciones a favor de la despenalización del aborto o en contra del abuso y acoso sexual, han sido visibilizadas y han puesto al movimiento feminista de forma contundente en el centro del debate social.

El trabajo sexual, la mercantilización del cuerpo, la precariedad laboral, la violación, la renuncia a lo académico y profesional por atender los cuidados del hogar, el maltrato, la revictimización, los feminicidios; entre otros, son temas de la agenda feminista que pretendemos explorar y aclarar, puesto que más allá de concebir el feminismo como un movimiento en búsqueda y logro de la igualdad, es indispensable analizar los factores que llevaron a esa desigualdad en las enquistadas estructuras del poder; lo que permite enrutar el accionar feminista como prioridad para la articulación de soluciones de carácter estructural a propósito de la representación en el ámbito político, participativo y decisorio; lo que concierne a la redistribución en la esfera económica y el reconocimiento en el escenario simbólico y sociocultural.

Aun así, ciertos sectores del espectro social antagonizan estas posturas vindicando valores de la sociedad religiosa y patriarcal, contribuyendo a la mala interpretación de las demandas feministas e imposibilitando un diálogo constructivo que promueva soluciones efectivas y eficaces a los problemas estructurales que afectan a las mujeres, potencialmente a las más empobrecidas por factores de raza, clase u orientación sexual. Dado esto, son ampliamente significativas las organizaciones populares y sociales, las voces que generan eco y todas quienes trabajen en la constitución de rutas de acción sociales y jurídicas indispensables en la caracterización y denuncia que enfrentan las mujeres de la región.

Por lo anterior, es imperativo que los medios de comunicación visibilicen las demandas de las mujeres y expongan la pluralidad que hay en el feminismo o, mejor dicho, de feminismos en favor de la desestigmatización del movimiento y la construcción en red de su fortaleza organizativa, puesto que una participación activa y paritaria de las mujeres encamina y potencia la construcción de escenarios pacíficos y sociedades más justas.

Desde Tribuna Cultural queremos generar conciencia sobre la importancia del rol feminista en la sociedad y dar cuenta de la subordinación y discriminaciones que afectan a las mujeres; impulsar procesos de acción y reflexión que contribuyan a transformar dichas realidades, puesto que las violencias de género afectan específica y sistemáticamente la calidad de vida de todas las mujeres, develando inequidades, profundos índices de pobreza y un prolongado sistema de valores patriarcal que vulnera, violenta e invisibiliza los derechos de las mujeres y demás personas con géneros y sexualidades diversas. Por ello, queremos tejer red con las organizaciones, colectivos y plataformas que cotidianamente trabajan por la equidad y contribuyen a desenredar los señalamientos, desconocimiento y estigmatización del movimiento plural feminista.

De modo que, hacer del feminismo una investigación periodística convoca elementos que nos conducen al auto conocimiento, exploración y deconstrucción que caracteriza nuestra aproximación y aprendizaje -tanto teórico como práctico- al feminismo como experiencia de transformación ética individual y colectiva, entablando un puente para darle apertura de forma crítica y reflexiva al diálogo entre posturas sobre el género, la diversidad y el rol de las mujeres con el ánimo de fomentar conversaciones y acciones en torno a dichos temas y en relación a sus tabúes, contradicciones y convicciones; donde prime de antemano que en un mundo más equitativo ganamos todos.

¡Abónate a la Tribuna! En Tribuna Cultural tu aporte si genera un cambio.

NUESTROS ALIADOS

REVISTA TRIBUNA CULTURAL

CONTÁCTANOS

(+57)  322 82754 13

info@revistatribunacultural.com

  POLITICA DE SEGURIDAD DE DATOS

× ¡Contáctanos!