Por: Daniela Torrrado

Las personas suelen cansarse de hacer siempre lo mismo en su tiempo libre, planes como ir a cine, salir a comer, ir a un centro comercial o de fiesta son muy comunes, eso genera que procuren buscar otros espacios que les brinden algo más de innovación y entretenimiento, pero no a un costo tan elevado. Es por eso que en Bogotá, Colombia y el mundo empezaron a surgir negocios donde el cannabis es el tema principal, por supuesto usado adecuadamente, con todas las medidas legales y ofreciéndole a las personas otra experiencia; en suma, ese es el principal objetivo de los Grow Shop.

Un ejemplo de lo anterior es Flor Morado Grow Home, una iniciativa innovadora la cual tiene como concepto ser una casa cultural y de entretenimiento. La casa funciona a puerta cerrada y tiene como finalidad brindar un espacio de esparcimiento, aprendizaje y diversión con un concepto de smoking coffee bar shop donde las personas encontrarán variedad de productos cannábicos, asesorías especializadas en autocultivo, gastronomía, cervecería artesanal, coctelería, arte y muchas cosas más; además, tiene un espacio para la venta de cannabis medicinal como cremas, aceites y comestibles. ¡Mejor dicho, todo en un mismo lugar!

Juan Manuel Novoa junto con Ferney Varcarcel y Gio Muñoz, encargados del proyecto,  quieren darle otra perspectiva al tema cannábico en la sociedad, por ello, su idea se crea a partir de los coffee shops o “dispensaries” que son lugares cuya característica principal es la venta y el consumo legal del cannabis, alimentos y otros productos que tengan como base principal esta planta, por lo general estos espacios surgen por la aceptación de la drogas suaves en  los gobiernos donde la marihuana es legal.

“En Flor Morado se quieren realizar eventos cada 15 días con distintos temas, que no se vuelva tan monótono y las personas se incentiven a  venir más; por ahora esperando la prueba piloto y con todos los protocolos de bioseguridad”, asegura Novoa. Asimismo, se espera que al reactivar este sector, los espacios de tertulia se llenen de personas que quieran un plan distinto. Esta casa cultural también tiene un autocultivo de cannabis en donde venden las semillas y  asesoran a los clientes en los procesos de cultivo para que las personas entiendan mejor el proceso y esto no sea visto como un tabú, sino como un momento de esparcimiento. Juan Manuel enfatiza en que  no  simplemente es vender algo y que la persona se vaya, sino que también se cree una conciencia y un conocimiento acerca del cannabis.

Finalmente la visibilización de la cultura cannábica es muy importante, ya que las personas estigmatizan a quienes la consumen y tienen lugares como estos, lo que significa que los mismos establecimientos tengan que informar a la sociedad cómo funcionan y recalcar que no simplemente son lugares para fumar marihuana. Flor Morado no es sólo un espacio de entretenimiento y diversión, sino también un lugar para aprender de este tema que sigue siendo tan marcado negativamente en  la sociedad.

× ¡Contáctanos!