fbpx

Por: Camilo Cartagena 

La celebración del Día Mundial del Arte fue propuesta por la Asociación Internacional de Artes Plásticas (AIAP) y se oficializó por parte de la UNESCO en 2019. Esta fecha busca dar a conocer la importancia que tienen el arte y el pensamiento creativo en el ser humano, así como reforzar los vínculos entre los artistas y la sociedad, fomentando una mayor conciencia acerca de la diversidad de las expresiones y su contribución en el desarrollo sostenible.

La proclamación de este día se estableció el 15 de abril por ser el natalicio de Leonardo Da Vinci, y pretende ser una oportunidad para destacar la educación artística de las escuelas como camino hacia una enseñanza inclusiva y equitativa en todos los pueblos del mundo. Pero esta integración, más allá de tener en cuenta el arte que se genera desde las instituciones académicas, se produce también a partir de las manifestaciones y técnicas ‘informales’ de personas que libremente exponen sus creaciones en las calles de las grandes ciudades del mundo.
El arte callejero se trata de un tipo de intervención artística hecha por ‘gente común’ que no se exhibe en los grandes museos y que engloba diversos recursos estéticos. Su intensión, además de producir un grato impacto en los transeúntes y de tratar de alegrar el paisaje urbano, es visibilizar un mensaje o expresión mientras se ‘rebusca’ una alternativa de ingreso económico que depende directamente de la respuesta de la sociedad y de su nivel de empatía con este tipo de propuesta. Muchas veces, al tratarse de una oferta informal, estos artistas son vistos como simples comerciantes del entretenimiento o invasores del espacio público, por lo que sus manifestaciones son menospreciadas y su talento no obtiene el reconocimiento ni la notoriedad que debería.
Desde Tribuna Cultural queremos celebrar este Día Mundial del Arte, destacando los espacios que se han abierto en Bogotá para que cientos de personas puedan desarrollar sus actividades artísticas libremente y con el respeto y reconocimiento que merecen por parte de las autoridades y de la ciudadanía.

Un lugar para el arte callejero en Bogotá

Gracias a la estrategia de Regulación de Artistas en el Espacio Público, una iniciativa liderada por la línea de Artistas en el Espacio Público del Instituto Distrital de las Artes – Idartes, se quiere acercar el arte a la ciudadanía e impulsar las actividades de los artistas callejeros para que tengan nuevas alternativas de sostenibilidad.
Esta propuesta busca la circulación artística en los parques metropolitanos de la capital y ya cuenta con alrededor de 350 personas que pueden desarrollar sus prácticas de manera activa en los espacios que ha determinado el Distrito para normalizar su situación. De esta manera, son cada vez más artistas los que se apropian de los diferentes lugares establecidos para cantar, bailar, pintar, fotografiar, realizar números circenses, hacer de ‘estatuas vivas’, de mimos o para declamar poemas y narrar historias.

A través del Permiso para Aprovechamiento Económico de Artistas en Espacio Público (PAES) se promueven cambios y comportamientos culturales que favorezcan la transformación física y social del territorio. Este programa busca incentivar a los artistas callejeros para que obtengan sus permisos y se beneficien económicamente sin mediación de boletería, derechos de asistencia o publicidad, comprometiéndose a respetar algunas normas que incluyen el respeto de los niveles de ruido, la responsabilidad del uso del espacio público sin obstruir los senderos peatonales, mantener limpio el lugar de trabajo y evitar la utilización de animales durante los espectáculos, entre otras.

Esta regulación genera que las calles de algunas localidades como La Candelaria, Santa Fe o Chapinero se conviertan en escenarios donde una enorme diversidad de artistas callejeros convive para mostrar sus cualidades artísticas y de paso obtengan un beneficio económico de manera legal.

El pincel y la guitarra, más que ‘instrumentos’ de trabajo

Garci Palacios es un artista plástico venezolano que pinta desde hace algunos años en las calles del centro de Bogotá. Sus pinturas adornan una de las paredes de la Carrera Séptima, su lugar de trabajo, donde diariamente se sienta durante horas a plasmar lo que su imaginación y talento le demandan o a retratar cuadros personalizados por encargo. Garci reconoce que los trazos de su pincel “son el sustento de su familia y por eso realiza sus actividades con la misma seriedad que lo hace cualquier pintor reconocido y que gana millones por su trabajo”.  “Hay días que le dedico más de seis horas seguidas a un cuadro y por eso tengo que cobrar bien. Las personas vienen y me dejan una foto o me la envían por el WhatsApp, y me piden que los pinte en escenas de películas famosas o en reuniones con la familia y eso requiere tiempo y concentración”, expresa.

Al igual que cientos de artistas, Garci hace parte del programa de Regulación de Idartes, lo que le ha permitido desempeñarse “más tranquilamente” y asegurar todos los días un espacio para llevar a cabo su trabajo, aunque afirma que “nunca faltan los problemas, pues cuando hay protestas en la ciudad le toca estar pendiente para que sus pinturas no salgan afectadas”. También destaca la colaboración que recibe por parte de sus colegas en ese tramo de la Carrera Séptima, donde “todos respetan el trabajo de todos y se avisan cada vez que las manifestaciones se ponen pesadas o que hay algún problema en ese sector de la ciudad”.

Ya sea un pincel, una guitarra eléctrica o una nariz de payaso, los instrumentos de trabajo para estos artistas son fundamentales a la hora de poder desempeñar sus actividades diarias. Estas herramientas les permiten exponer su talento y transmitir sus sentimientos, pero también crean vínculos emocionales, pues con ellas se ganan el sustento económico diario y por eso “las cuidan como si de ellas dependiera su futuro”. Cada moneda que llega al bolsillo de un artista callejero es la representación del apoyo al arte en cualquiera de sus manifestaciones. “No es necesario exponer mis pinturas en grandes museos, yo soy feliz con que me inviten a las ferias que hacen acá en Bogotá y que me llamen para participar. Para mí es lo más importante, porque eso me demuestra que mi trabajo es valorado y me gusta que todos puedan disfrutar de él”, concluye Garci Palacios.

Foto por: Camilo Cartagena 

Ferias Locales de Arte

Una de las estrategias del Programa Arte a la KY impulsado por Idartes es abrir nuevos espacios de circulación para dignificar la labor de los artistas callejeros. Para eso, se han creado las Ferias Locales de Arte en las localidades de Usaquén, Kennedy, La Candelaria y Teusaquillo, donde 40 pintores, escultores y dibujantes que ejerzan sus prácticas en el espacio público serán seleccionados para participar.

Las personas interesadas se pueden postular hasta el próximo 18 de abril en https://invitaciones.idartes.gov.co/ o a través de la ventanilla de atención, asesoría y acompañamiento dispuesta en la sede principal de Idartes (carrera 8 #15-46), de 9 am a 4 pm. Los artistas seleccionados recibirán un incentivo económico y una autorización para participar en estos espacios de circulación que se llevarán a cabo entre mayo y octubre de este año, en articulación con la Gerencia de Artes Plásticas y Visuales y la Gerencia de Literatura de Idartes, las cuales buscan retomar acciones para visibilizar e impulsar los procesos productivos de los artistas de la calle, aprovechando los distintos escenarios alrededor de Bogotá.

Según Daniel Sánchez, coordinador de Arte a la KY, esta iniciativa “se está consolidando como un programa permanente de fomento para la inclusión social y productiva de artistas del espacio público, que permite el acceso a los recursos, apoya las economías colaborativas e impulsa procesos de creación, sostenibilidad, visibilización y cualificación de los artistas de la calle. Esto con el objetivo de posicionar y dignificar su labor como actores fundamentales para la construcción de territorio, la revitalización del espacio público y la dinamización de las relaciones entre la ciudadanía y las artes en la capital”.

Este nivel de inclusión ratifica que las expresiones artísticas, tal como afirma la UNESCO, nutre la diversidad cultural y permite comprender las diferencias a través de la tolerancia y el respeto por las diversas manifestaciones que se pueden encontrar en cualquier esquina de la ciudad. 

 Y tú ¿cómo vas a celebrar el Día Mundial del Arte?

Foto por: Camilo Cartagena

Puedes leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo cultural. Haz parte de Tribuna Cultural. Súmate como Miembro de la Tribuna acá.

También puedes leer:

Artista de la semana

Sociales Peligrosos: El parche a la calle

Por: Diego De La Rosa Según cifras arrojadas por la Corporación Nacional de Micronegocios, a julio de 2021, se perdieron alrededor de 710.000 microempresas en Colombia en el marco de la aguda crisis económica a raíz de las restricciones por Covid 19. Esto generó un...

leer más

Editorial del mes

EDITORIAL MAYO

A finales del mes de mayo en Colombia se llevará a cabo la elección presidencial, sin duda un evento democrático que debe ser visto con lupa dados los acontecimientos de los últimos años; a saber, la pandemia, la ineficiente implementación del acuerdo de paz, el...

leer más

Más Cultura

Gracias a nuestros miembros el trabajo periodístico que hacemos es posible.